Maestro, upstanders tiene un mensaje para ti

Hoy empecé a leer mis lecturas de verano para la escuela. Cada año, mi escuela asigna dos libros para reflexionar sobre nuestra enseñanza y comentar las obras en grupo. Hoy me gustaría compartir el inicio de una de estas obras: ¨Upstanders: How to Engage Middle School Hearts and Minds with Inquiry¨. La traducción al español sería algo así: cómo involucrar los corazones y mentes de alumnos de la escuela media mediante la indagación.

Es probable que no llegaste a ser profesor principalmente para elevar en 0,5 la nota de algún niño en su test estandarizado, o para asegurar que América continúa acaparando un porcentaje desproporcionadamente grande los recursos de la Tierra. En vez de eso, querías ser parte para la formación de personas éticas y listas, que trabajan para sus propias familias, y para mejorar su barrio, su país y nuestro mundo.

Pero podemos tener ambos. Formar ciudadanos del mundo colaborativos y con compasión puede desde luego acercar a nuestros alumnos a las universidades y carreras profesionales como también hacia la negada tercera C- Ciudadanía. Nuestros chavales pueden aprender, aprobar tests, encontrar un lugar en la economía global, y hacer del mundo un mejor lugar para todos. La pedagogía pasiva y de arriba-abajo en nuestro sistema educativo ha educado generaciones de meros espectadores, adultos que carecen las herramientas para pensar críticamente, el discernimiento para juzgar, y el coraje de actuar. Hoy, necesitamos formar a nuevas generaciones de ¨upstanders¨, seres humanos activos e informados que tomarán decisiones razonadas y valientes en sus propias vidas, sus comunidades, y en en el escenario de un mundo cada vez más pequeño. Las voces de nuestros jóvenes deben ser parte de nuestra conversación nacional, no después de que dejen la escuela, pero ahora. Y cuanto mejor aprendan a leer, escribir, pensar, investigar, y colaborar, más efectivos serán en solucionar de forma creativa los problemas de este planeta y la extensión de su futuro.

Aquí os dejo el enlace con el libro por si os interesa seguir leyendo: http://www.heinemann.com/Upstanders/

También os dejo dos pregunta si queréis continuar la conversación en los comentarios:

  1. ¿Qué propuestas educativas pueden ayudar a aplicar la filosofía de enseñanza de la que habla el texto?
  2. ¿Crees que en tu país son comunes este tipo de propuestas? ¿Por qué?

Click here to subscribe

Deja un comentario