Estudiantes de 10 a 14 años, cómo entender y celebrar su desarrollo

En Estados Unidos existe una etapa educativa intermedia entre la primaria y la secundaria llamada escuela media. Su objetivo es adaptarse mejor a las necesidades educativas que tienen los estudiantes en la primera adolescencia (por lo general, jóvenes entre los 10 y 14 años).

Durante la primera adolescencia, nuestros estudiantes suelen estar llenos de energía y les encanta jugar e imaginar. Fuente de la imagen: morguefile.

Mi escuela es un buen ejemplo de esta filosofía y estas son algunas de las estrategias que desarrollamos para potenciar el aprendizaje de nuestros alumnos:

  • Empezar el día con 30 minutos de tutoría para facilitar la transición entre casa-escuela. Durante este tiempo, los profesores preparan actividades que fomentan la interacción entre estudiantes, su conocimiento de ellos mismos, sus compañeros y otras culturas.
  • Una asignatura dedicada enteramente a trabajar por proyectos. En ella se fomenta el aprendizaje cooperativo y el desarrollo de destrezas en torno a la investigación. Los estudiantes exploran un tema desde un punto de vista interdisciplinar,  formulan preguntas esenciales que les gustaría resolver y trabajan en grupo para resolverlas y presentar sus resultados a la comunidad.

En el libro Upstanders: How to engage middle school hearts and minds with inquiry escrito por Harvey Smokey Daniels y Sara K. Ahmed, los autores reservan un capítulo entero a analizar los retos y beneficios de enseñar a estudiantes de este grupo de edad. Al principio de este capítulo Sara y Smokey comparten la siguiente cita tan inspiradora con nosotros:

Si tu ves lo que los jóvenes adolescentes traen a tu clase como una promesa más que como un problema, la enseñanza en la escuela media puede ser uno de las cosas más ilusionantes y satisfactorias que harás en tu vida. El hecho es que los jóvenes adolescentes tienen multitud de preguntas y preocupaciones sobre sí mismos y su mundo, y su imaginación y curiosidad nunca paran de funcionar. Ellos aman ideas si estas arrojan luz sobre temas que son personal y socialmente relevantes para ellos. Aman explorar y debatir temas sobre justicia y lo que es correcto. Aman aprender nuevas habilidades que les ayudarán a desarrollar algo que quieren hacer o piensan que merece la pena. Les encanta explorar en profundidad mediante proyectos que son sobre grandes ideas o problemas. Y si tú ves a los jóvenes adolescentes de esta forma y aprendes cómo enseñar así, en el camino ellos aprenderán más y aprenderán mejor que si tu les ves como un problema que tienes que resolver.

Traducción propia del inglés al español del prefacio a What every middle school teacher should know (Brown and Knowles 2014).

 

¿Quieres seguir leyendo? Este es mi primer artículo de esta serie sobre el libro Upstanders: How to engage middle school hearts and minds with inquiry. Continua leyendo aquí: /2016/07/07/first-blog-post/

Para continuar la conversación en los comentarios, tengo unas preguntas para ti:

  • ¿Qué estrategias de aprendizaje te funcionan mejor para educar a estudiantes de 10 a 14 años?
  • ¿Qué comportamientos positivos y negativos más frecuentes encuentras a la hora de enseñar a este grupo de edad?

Click here to subscribe

2 Comments

  1. Belén Junio 1, 2017
  2. sanchezjonatan Junio 1, 2017

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: