El consejo de Sauron para profesores: ve todo y actúa

privacy-policy-1624400_1920-1

Fuente: Pixabay

Si has visto las películas del señor de los anillos, seguro que recuerdas la torre de Sauron con el ojo de fuego que todo lo ve. Aunque de ninguna manera te recomiendo adoptar los valores morales de este señor oscuro, sí te voy a recomendar adoptar su técnica de escaneo continuo y el rápido empleo de recursos para afrontar dificultades. La principal razón es que puede llegar a reducir las disrupciones de comportamiento en un 42% (conclusión realizada por R. J. Marzano en su obra Classroom Management that works, página 66).

Sí, lo confieso, en clase a veces es fácil distraerse de la atención al grupo: un estudiante te llama para resolver una duda, la computadora no funciona como esperas, o no encuentras las fotocopias que dejaste por descuido donde menos te esperabas. Concentras tu atención en esa tarea por un minuto y cuando quieres darte cuenta…

  • El volumen de tus estudiantes ha subido más de lo tolerable.
  • O dos estudiantes han empezado una guerra de cerbatanas con proyectiles de papel.
  • Quizás un estudiante aproveche para construir una pirámide maya debajo de su mesa (sí, esto me pasó una vez).
  • Una alumna usa su rotulador para tatuar el brazo de otra compañera.

Y las dificultades no solo tienen que estar relacionadas con el comportamiento, nuestro escáner constante tiene que tratar de detectar a esos alumnos que andan perdidos porque no entienden las instrucciones, o esos otros que no son capaces de encontrar los recursos necesarios para ponerse manos a la obra (ese estudiante que se tira 5 minutos para sacar papel y lápiz).

Por regla general, no recomiendo que quites el ojo del grupo por más de 15-20 segundos. Identificar y actuar rápido con los estudiantes que están encontrando obstáculos para desempeñar su tarea académica, va a ser clave para prevenir que centren su atención en actividades disruptivas. Al mismo tiempo, redirigir con agilidad a los primeros estudiantes disruptores, te va a ayudar a evitar que los malos comportamientos se extiendan como la pólvora.

Para ser más concretos con lo que os estoy tratando de explicar, el siguiente texto lo presenta de maravilla:

El escaneo empieza con darse cuenta de las cosas. Un profesor nunca tiene el lujo de centrarse en una sola cosa a la vez. El radar está escaneando continuamente la sala. Algunos movimientos y sonidos son fruto del trabajo productivo. Otros son distracciones las cuales pueden escalar rápidamente en disrupciones. El maestro hace cientos de pequeñas acciones correctivas en respuesta a elementos potencialmente disruptivos. Carolyn, concéntrate. Marshall ¿cuál es el primer paso que tu grupo necesita tomar? Estoy escuchando a varias personas, eso no debería pasar. Toma un respiro, centra tu mente y presta atención a tu trabajo. Levanta la mano si necesitas mi ayuda. Se mueve más cerca de un estudiante, dice a otro que cambie su lugar con un tercero.

Una característica esencial de este tipo de vigilancia es el elemento maternal. El espíritu de: vigilo por lo que pueda ir mal porque quiero ayudarnos a que las cosas vayan bien, y sé que podemos. Se trata de ser más como un perro pastor que un lobo al acecho.

Algunas maneras de incrementar tu capacidad para el escaneo son:

  • Ordena la clase de manera que puedas ver a todos fácilmente.
  • Escanea la clase continuamente.
  • Organiza tus lecciones de manera que no tienes que buscar por cosas mientras estás explicando, demostrando o facilitando debates.
  • Separa a los estudiantes que son como una mecha para romper reglas de forma que puedas evitar los puntos calientes en el aula que puedan distraerte de infracciones menores.
  • Graba a tus estudiantes mientras estás enseñando, y busca lo que no detectó tu radar.
  • Pide a otro maestro que observe tus clases y preste atención a todas las infracciones que ocurrieron mientras estabas enseñando, para que puedas seguir aprendiendo.

Traducción propia del inglés al español de: Linda Crawford y Christopher Hagedorn (2009): Classroom discipline. Guiding adolescents to responsible independence, p. 33 y 34.

Click here to subscribe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: