Tengo 13 años y déjame en paz

Fuente: Pixabay.

La vida de un estudiante de 13 años se presenta con dosis de confusión y aburrimiento a partes iguales.

Es frecuente que se sientan aburridos y frustados cuando los adultos no los vean capaces. Imagino que también te ha pasado: hay dos estudiantes que se sientan al lado el uno del otro, hablan demasiado, pides a uno que cambie su asiento por otro estudiante. Tras tu petición empiezan a suplicar que son capaces de portarse bien, que por favor les dejes como estan jeje. Este tipo de comportamientos en el que demandan más confianza en su valía son más comunes a esta edad.

La confusión reside principalmente en su necesidad de querer desarrollar una identidad y querer que los adultos la noten, al mismo tiempo que tienen un deseo de ser dejados en paz. Su aburrimiento se muestra cuando sienten que su individualidad no está siendo notada en el aula. No obstante, cuando esta sí es reconocida en público puede producir una vergüenza extrema al ser el centro de atención.

Sus cambios físicos, sociales y académicos les generan un doble sentimiento de ilusión y nerviosismo. En el ámbito escolar, pueden ser más callados y cerrados que otros grupos de edad, por lo que funcionan mejor con docentes que animan a tomar riesgos para aprender y participar. Es importante repetir constantemente que los errores son parte de su aprendizaje y no un motivo de burla.

A ninguna edad se produce una diferencia de desarrollo físico tan grande entre chicos y chicas como a los trece.  

Los cambios en las chicas generan sentimientos más profundos, ya que su desarrollo físico está más acelerado. En ellas, este hecho se suele traducir en un mayor interés por buscar amistades femeninas fuertes  y una mayor atracción por chicos de mayor edad. En lo que respecta a ellos, ya empiezan a formar grupos de amigos más diferenciados también. 

La confusión a esta edad no termina ahí. Las tensiones sobre su identidad pueden crear días que sientan que nadie les aprecia, y en los que no se aprecian ni así mismos. Este sentimiento puede crear comportamientos crueles y muy críticos con las personas de su alrededor. En cuanto a la figura del maestro, los estudiantes suelen polarizar sus opiniones de sus docentes (o eres un excelente profesor, o uno pésimo). 

En el caso de los adultos en general, varios comportamientos emergen. No es raro esperar interacciones mínimas (respuestas de una sola palabra). Las faltas de respeto en su lenguaje y volumen son comunes también. Su problema es  una contradicción en sí misma. Por un lado, quieren su propio espacio (en casa, es normal que se encierren en su cuarto). Pero por otro, todavía necesitan del apoyo de los adultos para poder navegar los retos de su desarrollo adolescente. 

Aquí te dejo 8 claves prácticas para tratar con adolescentes de 13 años:

  1. Escúchalos de forma activa.
  2. Aprende a reconocerlos como individuos, te lo agradecerán.
  3. Anímalos a participar de forma positiva.
  4. Durante esta edad requieren más espacio para ellos mismos (a esta edad suelen discutir y quejarse más de sus compañeros). Es recomendable que si llevas actividades cooperativas sean muy estructuradas y de una duración corta.
  5. Relacionado con la anterior, si se sienten irritados o enojados ofréceles algo de espacio e intenta hablar con ellos cuando estén más calmados y receptivos.
  6. Aunque hay que tener paciencia con su actitud hipercrítica, nunca toleres las faltas de respeto.
  7. Protégelos cuando participan y se equivocan en público. No toleres que los demás se rían y habla sobre la mentalidad de crecimiento y la importancia de cometer errores para poder aprender.
  8. Usa descansos mentales para potenciar su nivel de atención y energía para centrarse. Más abajo puedes rellenar el formulario para descargarte la guía para llevarlos a clase.

Click here to subscribe

Bibliografía:

Chip Wood (1997): Yardsticks. Children in the classroom ages 4-14. A resource for parents and teachers, pp. 147-157.

One Response

  1. daniel heuser Junio 16, 2017

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: