¿Cómo motivar estudiantes sin sabotear el esfuerzo?

Fuente: Pixabay

¿Cómo motivar estudiantes? Si usas elogios con ellos, sigue leyendo porque no puedes permitirte sabotear tus esfuerzos ni los de tus estudiantes.

A menudo los profesores elogiamos con buena intención a nuestros alumnos para motivarlos en su aprendizaje. Sin embargo, hay que tener cuidado con los elogios porque te puede salir el tiro por la culata. Hay ciertos tipos de elogios que van a ayudar a nuestros estudiantes a esforzarse más, pero también hay otros que están envenenados. Estos últimos aunque sientan bien al principio, destruyen las ganas de superarse y trabajar después. En Revoluciona La Clase te vamos a ayudar a distinguir los dos tipos y compartiremos las claves para cómo motivar a tus estudiantes de forma efectiva.

En el aula y en la vida, existen dos categorías principales de elogios:

  1. Los elogios sobre el talento: en este caso, se alaba la inteligencia o el talento natural para hacer algo. Ejemplos de este tipo son: qué bien se te dan las matemáticas, qué inteligente eres con los idiomas, eres muy rápido jugando al baloncesto, todas tus respuestas son correctas, etc.
  2. Los elogios sobre el esfuerzo: en esta categoría el foco está en el esfuerzo y el proceso de aprender en sí. Algunas muestras de elogios sobre el esfuerzo son: cómo se nota que te esforzaste para el examen, he notado que estás prestando mucha atención en las lecciones, estoy orgulloso de que trabajes tan bien con tus compañeros, etc.

Después de haberlos leído, me gustaría pausar contigo un poco para reflexionar. Imagino que cuando tratas de motivar a un estudiante lo haces por dos motivos. Uno, para mejorar vuestra conexión en el aula. En segundo lugar, también pretendes animarlos para que su progreso continúe o mejore. Teniendo en cuenta los dos tipos de elogios de arriba ¿cuál crees que va a ser más efectivo para crear una cultura de esfuerzo en tu clase?

Efectivamente, los elogios sobre el esfuerzo van a ser tus aliados.

Las razones por las que los elogios sobre el talento no son efectivos son:

  1. No animan al estudiante a superarse “¿si ya soy bueno en química para que necesito practicar y esforzarme?”
  2. Como el foco no está en el esfuerzo, los erros hacen más mella en la autoestima: “este ejercicio me ha salido mal, quizás no sea tan listo en matemáticas como el profesor creía”.
  3. No ayudan a desarrollar una mentalidad de crecimiento en otras materias y otros estudiantes: “es que el inglés no se me da bien como a Manuel ¿qué sentido tiene que lo intente?”

Si te gustaría  sacar el máximo potencial a los elegios sobre el esfuerzo, no te puedes perder las 5 claves efectivas para elogiar el esfuerzo en el aula. Para descargarte esta guía, pincha el botón verde y te la mandamos a tu email.

 

Fuente del artículo:  David Walsh (2014): Why do they act that way? A survival guide to the adolescent brain for you and your teen, Atria, New York, p. 102.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: