¿Cómo no dejarse manipular por estudiantes?

Fuente: Pixabay.

La asertividad es una destreza esencial en el aula. Sin ella, no seríamos capaces de lidiar con los problemas del aula ni con los estudiantes que los crean.

Nuestra asertividad se ve retada cada vez que se nos presenta un problema y en las reacciones que nuestros estudiantes presentan sobre los mismos. A veces nuestros alumnos reaccionan a los problemas con tácticas manipulativas para influenciar nuestro comportamiento. Nuestro primer filtro para evitar que esto ocurra es ser consciente de estos esfuerzos manipulativos en el momento que se presentan. Con este objetivo, me gustaría presentaros los 10 derechos de docentes asertivos. Estos nos van a ayudar para identificar los distintos tipos de manipulación y dar respuesta a ellos de forma eficaz.

Para la elaboración de los mismos me ha basado en una de las obras clásicas sobre asertividad: When I say no, I feel guilty por Manuel J. Smith.

¿Empezamos? Venga, aquí vamos:

  1. Tienes derecho a ser tu propio juez sobre tu comportamiento, pensamientos, y emociones, y a tomar responsabilidad por su iniciación y consecuencias sobre ti mismo. En este caso, la manipulación viene dada cuando la otra persona trata de influenciarte usando argumentos de tipo morales :¨esto no es justo ¿por qué siempre me estás llamando la atención a mí?¨. Las comparaciones manipulativas también son frecuentes: ¨el profesor x nos deja hacer esto en clase y no pasa nada¨.
  2. Tienes derecho a ofrecer 0 razones y excusas para justificar tu comportamiento. En este caso, la persona que te quiere manipular pide tus razones para hacer algo, de forma que pueda rebatirlas verbalmente luego. Ejemplo: ¨¿Pero para qué tenemos que aprender historia? Pero si están todos muertos¨.
  3. Tienes derecho a juzgar si eres responsable de encontrar soluciones para los problemas de otras personas. Aunque parte de nuestro trabajo es gestionar el aula, eso no significa que tengamos que intervenir en todo lo que pasa dentro de ella. Por ejemplo, no es tu trabajo entrar en desacuerdos entre estudiantes a menos que se produzca acoso escolar. Algunos alumnos van a tratar de usar tu poder para perjudicar a otros, no dejes que eso pase. 
  4. Tienes derecho a cambiar de idea. Si las circunstancias cambian y encuentras una forma mejor de hacer algo, tienes derecho a hacer cambios. Algunos estudiantes son más resistentes a los cambios y van a tratar de influenciar criticando la situación actual. Considera si el cambio merece la pena, no te sientas presionado solo porque unos pocos no lo aprueban. 
  5. Tienes derecho a cometer errores y ser responsable por los mismos. Sí, los profesores también erramos. Simplemente admite tu falta y juzga tu mismo si más acciones de enmienda son necesarias. No dejes que tus estudiantes traten de explotar estos momentos de debilidad. Asume tu error y sigue adelante.

¿Te gustaría ser más asertivo y saber los otros 5 derechos para evitar la manipulación? Puedes recibirlos gratis por email a través del formulario de abajo:

Click here to subscribe

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: