Los 11 hábitos de los profesores felices

Profesores felices.

Los profesores felices centran sus esfuerzos en lo que de verdad importa. Fuente de la imagen: Pixabay.

¿Qué hábitos tienen los profesores felices? ¿Existe una receta para conseguir un equilibrio entre tu vocación por la enseñanza y los retos que genera? Michael Linsin trata de dar respuesta a estas preguntas en su obra ¨The happy teacher habits¨ y no decepciona.

Me encontré por casualidad con él en la red y desde entonces le sigo con mucho respeto y admiración su trabajo:

  • Muchos años como profesor de secundaria.
  • Innumerables reflexiones sobre la enseñanza en sus libros y blog: www.smartclassroommanagement.com
  • Un bagaje amplio formando a otros profesores a través de sesiones de coaching y cursos.

¿Quieres conocer los 11 hábitos que Michael recomienda para ser profesores felices y efectivos? ¡Empecemos!

    1. Concentra – centra tus esfuerzos en el 20% que importa. Esta es la clave número uno en tu felicidad y éxito como docente. Buscar una imagen por 5 minutos no es una buena gestión de tu tiempo. Pasar 5 minutos después de clase ayudando a dos estudiantes con una duda sí.
    2. Declina – di no a cualquier tarea que te distraiga de ese 20% que importa. Tomar responsabilidades extra sin necesidad es contraproducente si no están añadiendo valor al núcleo de tu enseñanza. ¿De verdad quieres ser entrenador de baloncesto si apenas tienes tiempo para dar tus clases? ¿Estás seguro que merece la pena organizar un club de ajedrez si no es un requisito de tu escuela? Piénsalo 2 y 3 veces antes de aceptar este tipo de responsabilidades.
    3. Ordena – organiza tu aula, despacho o espacio en el departamento hasta que sea un reflejo de tus expectativas de excelencia. Si tus estudiantes sienten que su clase es un caos de papeles o no encuentras tus cosas en el despacho, eso va a repercutir en tu enseñanza.
    4. Inspira – no uses recompensas para promover la motivación externa de tus estudiantes. Comprar a tus estudiantes con positivos, pegatinas o fiestas no genera ganas de aprender. Crea un ambiente que desarrolle la motivación intrínseca, haz que tus estudiantes se enamoren de tus lecciones por el valor que les ofrecen las mismas.
    5. Improvisa – se un experto en tu materia y aprende a contar anécdotas e historias que consigan captar la atención de tus estudiantes.
    6. Crea puentes – ten un plan para conectar el currículum y los corazones y mentes de tus estudiantes en cada lección.
    7. Visualiza – ¿qué retos van a surgir en cada parte de tus lecciones? ¿cómo va a ser tu respuesta a comportamientos inapropiados? ¿qué consecuencias tendrán los mismos.
    8. Delega – enseña lecciones impresionantes y activa el aprendizaje en tus estudiantes a través de actividades dinámicas en los que ellos sean los protagonistas.
    9. Influye – gánate la confianza e influye a tu alumnado de forma consistente y amable con la aplicación de tu plan de gestión del aula.
    10. Escucha – sé un mejor líder hablando menos y escuchando más.
    11. Ve a por ello – la felicidad en la enseñanza no va a caerte como agua del cielo, necesitas poner los medios y las acciones necesarias para desarrollar estos hábitos.

Si te ha interesado este tema, no te puedes perder esta guía para no quemarte como profesor. Aprende las claves para disfrutar al máximo esta profesión y no perder tu vocación. Para obtener la guía, simplemente rellena el formulario de abajo ahora.

Click here to subscribe

Michael Linsin (2016): The Happy Teacher Habits: 11 Habits of the Happiest, Most Effective Teachers on Earth, Amazon.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: